Día 8 (22 Julio) Orallo 2018

Enlace a fotos

Buenos y soleados días!!!! Por fín!!!

Hoy es un día muy divertido para la Tropa. Comienzan los Juegos del Hambre!, los integrantes de los distintos distritos deben competir por su comida y sus”armas” (pinceles y pintura) para esta tarde y noche disputar sus batallas y mañana nombrar el distrito ganador.

La Manada, no tan divertidos, realizan su colada y a continuación, siguiendo con sus actividades del cine elaboran las estrellas de la fama.

Algunos elegidos colaboran en la subida del mástil. Por fín tenemos! Mañana izada de bandera con nuestros escultas que ya estarán aquí!!

Colonia, por su parte disfruta de la ansiada todos los años Gymkhana Guarra…sin comentarios…

Durante la mañana acogemos en la campa a un nuevo inquilino, al que bautizamos como “Promesa”, un lindo gatito negro que altera todas las rutinas y que permanece durante todo el día de mano en mano y perseguido

Para la comida, fabadita!! Para un día que hace sol… Pero la comemos con gusto. Ha salido riquísima!!

Por la tarde la Manada y la Colonia comparten juegos tradicionales, y se divierten jugando al escondite, a la gallinita por detrás y otros.

Una cena redondita a base de unas maravillosas albóndigas con arroz nos permitió meternos en el saco con el estómago feliz

Nos acostamos tarde esperando ansiosos a la Unidad Esculta que llegaba de su mini campamento en Zellhof. A las 00:30 llegó el autobús a la campa. Llegaron cansados, felices, ilusionados y con ganas de compartir su aventura. Como ya era muy tarde no montaron tiendas y durmieron en el comedor. Mañana nos contarán sus peripecias.

Buenas noches y buena caza.

================================================================================

Corresponsal de Austria:

EXCURSIÓN POR EL TRANSPORTE PÚBLICO EUROPEO

¡Madrugón!
Con el saco pegado a los talones nos hemos puesto en pié, por suerte lo teníamos todo recogido (además de guapas e inteligentes, previsoras).

Despertamos a nuestro nuevo amigo, David (alemán de pura cepa), para despedirnos, al que conocimos y con el que estuvimos hablando y haciendo planes de futuro hasta las tres de la mañana (creemos que va a necesitar un largo retiro después de nuestra compañía…).

Primero, el bus de la mañana dirección Salzburgo, viendo el paisaje con los ojos cerrados.

Segundo, el tren en dirección Múnich Hbf, con legañas en los ojos.

Tercero, y, por si fuera poco un tren de casi tres horitas, cogimos otro tren dirección al aeropuerto, aprovechando los rincones del tren para echar pequeñas cabezadas.

Cuarto, el avión. El piloto se creía que estábamos en el parque de atracciones. Aún así, gracias a “los rezos” de Mario, hemos conseguido aterrizar con los ojos cerrados.

Quinto, y último, al llegar a Madrid, besamos tierra y nos despedimos de nuestras compañeras, que han decidido irse a casa tras el ajetreado viaje.

Ahora, volviendo a nuestro territorio por conquistar en León, llegamos con la bandera pirata alzada y unas ganas tremendas de campamento.

Y, vosotras, ¿evitáis contaminar usando el transporte público?

¡Al abordaje!

Enlace a fotos

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario