Día 7 (21 Julio) Orallo 2018

A partir de ahora, recordad que para ver fotos debéis pinchar en el siguiente 

Enlace a fotos

Buenos días.

Vuelven las actividades al campa. No llueve aunque el día se avecina fresquito. Aprovechando esta situación climatológica se han preparado para hacer la colada.

Repartidos están por la campa haciendo sus actividades.

Los Castores a parte de su colada mañanera han estado haciendo divertidos minijuegos de destreza. Por la tarde Consejo de Progresión, Consejo de Problemas, y una charla para su desarrollo en el castorcismo. Antes de cenar unos bailes con todo el grupo les ha abierto el apetito. Como velada han jugado a “¿Qué tengo en el coco?”, un divertido juego para promover su creatividad.

La manada se ha estado “activando” con la academia de superhéroes haciendo yoga y una atípica carrera de relevos. Más tarde han hecho un regalo de despedida a Akela y a Fao que nos dejan para incorporarse a sus trabajos. Por la tarde una dinámica para profundizar en el conocimiento de sus compañeros. Han acabado la tarde con un consejo de progresión, y por la noche han disfrutado de una divertida velada. (Idol Manada).

La tropa scout ha estado haciendo actividades deportivas, una gymkhana colaborativa y consejos de problemas. También han realizado un taller de manualidades fabricando atrapa-sueños que fueron regalando por el campa.

Hoy es el día del simulacro de emergencia. Se ha desarrollado perfectamente y muy rápido cuando todos hemos oído los pitidos de emergencia. Mientras todos nos dirigíamos a la puerta de la campa unos aguerridos scouters eran los responsables de revisar las tiendas y rincones de la campa. Hemos sobrevivido todos y todas!!

De comida macarrones boloñesa que han devorado y de cena judías verdes rehogadas con pimentón y chuleta de Sajonia.

Buenas noches y buena caza!!

 

======================================================================================

 

Corresponsal desde Austria:

SINFONÍA n.° 701

Hoy tocaba ser turistas por la ciudad de Salzburgo. Aunque el día se presentaba nublado, nos pusimos en marcha como niños y niñas que se dirigen a Disneyland.

Primera parada, los palacios y jardines de Mirabell, un lugar precioso para celebrar nuestras bodas. Estatuas y rosas por todos lados, parecía que estábamos en el jardín de las rosas de Alicia en el país de las maravillas.

Tras cruzar el rio Salzach, la segunda parada, el lugar de nacimiento de Mozart, un ídolo para algunas.

Tercera parada, la catedral de Salzburgo, con una fuente preciosa a un lado y la estatua de Mozart al otro (le tienen explotado y a sus huevos también (eran bombones de chocolate)

Después de comer, les dejamos tiempo para visitar las zonas que ellas elijieran y comprar souvenirs. Con ganas de más, cogimos el bus para cenar en nuestro nuevo hogar, pero antes una duchita rapita, que todas necesitábamos.

Para terminar el día, hicimos unas “carreras de caballos” y estuvimos compartiendo experiencias con gente del Staff y gente de otros grupos.

En Zellhof se queda parte de nosotras y nos llevamos una nueva experiencia para recordar. ¿Volveremos algún día?

¡Al abordaje!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario