DÍAS 28, 29 Y 30 JULIO BUEIDA 2017

Bueidos días.

Os pedimos disculpas por no haber podido actualizar el blog en estos tres últimos días, pero la carga de trabajo y actividades lo han hecho imposible.

Intentaremos resumir lo acaecido de manera breve.

El día 28 han sido el día de Grupo, las actuaciones de la última velada, y los pases de rama.
Ha habido actividades donde ha participado todo el grupo como el juego Stratego, preparado por el Clan.
Las actuaciones han resultado ser de una calidad sorprendente.

Los Castores cantaron una canción muy divertida sobre su vida en la Colonia , junto con sus Scouters .

Los Lobatos han hecho una actuación sobre el valor de un Scout ante la vida.

La Tropa Scout ha interpretado una obra de teatro tremendamente bien preparada y divertida, con actores y actrices de renombre y vestuario ad hoc, en la que todos colaboraban.

La tropa Esculta  compuso una canción sobre sus andanzas y sus proezas en el Camino de Santiago.

Los Scouters nos deleitaron con una canción sobre anécdotas de este campamento que hicieron a todos reír a carcajadas.

Los integrantes del Refugio (Cocina e intendencia), representaron una “performance” singular:
Los premios “SCOUTER BUEIDA 2017”, en la que hicieron entrega de una estatuilla a todos y cada uno de los Scouters de este campamento (por suerte no hay fotos de tan solemne evento).

El trabajo de los chavales para esta fiesta ha sido tremendo, poniendo en ello una gran ilusión.

Después de acabar las actuaciones se han hecho los pases de Rama. Es uno de los momentos mas emocionantes en un campamento scout. Durante la toda la Ronda se han hecho amistades, se ha convivido con ellas en salidas al campo, realizado actividades que han preparado ellos mismos y, por si fuera poco, han puesto la guinda de la convivencia en un campamento de quince días, con grandes incomodidades que nunca desearíamos tener en nuestra vida diaria. Esto hace que se establezcan unos vínculos enormes con los amigos.
En los pases de Rama dejas atrás a verdaderos compañeros de viaje. Se suelen preparar cuidando el marco educacional de cada una de ellas.

Por ejemplo, el pase de los Castores a la Manada, se hace haciendo pasar al castor por debajo de una simulada madriguera, construida con ramas, recordando a un castor que entra en la madriguera y sale de ella, por el otro lado, convertido ya en lobato. Son momentos muy emotivos, sobre todo, cuando el Gran Castor les lee la carta de despedida que hace llorar al más fuerte. Pero saben que inician una nueva etapa que les va a llevar a conocer nuevos amigos. La ilusión y los nervios se apoderan de ellos.

Esta noche, los Scouters, celebran su último Kraal (que ellos llaman “Kraal de la muerte“, en el que se hace la evaluación de toda la Ronda y del campamento que acaba. En él, uno por uno, valora el trabajo realizado y se ponen sobre la mesa cuestiones tan delicadas como la dedicación, la entrega y la formación de todos y cada uno de ellos.
Se reconocen los logros, y se dan solución a posibles mejoras para la próxima Ronda.
En este Kraal es cuando se designa la nueva formación de Scouters para el curso siguiente.
Es una reunión muy dura, en la que se acaba todo el café existente en la cocina, para poder aguantar hasta el final sin decaer. (No suele acabar nunca antes de las 4 o 5 de la mañana)

—————————————-

El día 29, por la mañana, la formación está dibujada con el nuevo Kraal y las nuevas ramas. Con la sorpresa, tristeza, alegría y esperanza, por parte de todos al ver los cambios.

En principio, este es el nuevo equipo de Scouters:
Colonia: Guada y Alicia
Manada: Álvaro, Adriana, Sandra y Diego.
Tropa: Aitor, Cris, Belén y Sergio.
Escultas Tito y Paula.
Coordinación: Tito

La mañana transcurre con actividades habituales y por la tarde comienza la recogida.
A las 22:00, el 75% del campamento estaba preparado para meter en furgonetas. Es increíble el ánimo y el dinamismo con el se desmontaba todo. Parece mentira que todo se acabe. Estos chavales son grandes.

La cocina sigue funcionado, aun al estar a la intemperie, y esta noche a todos nos espera un postre especial, nunca visto en un campamento. Un helado de corte de los de toda la vida.

Después de una velada de canciones los chavales se van al saco y Scouters y Refugio realizan una evaluación conjunta del campamento.

—————————-

El día 30 se despierta triste y nublado. Nos levantamos una hora antes para poder tener todo recogido y esperar un bus pequeño lleve a los chavales al punto de encuentro con el autobús les devuelva a casa (recordad que al venir el autocar no puedo dar la vuelta, y tuvo que bajar 7 km marcha atrás).
No se nos olvida que tenemos que dejar el prado mejor que lo encontramos y se hace una batida espectacular para recoger cualquier vestigio que indique que hemos pasado por aquí.

Los que quedamos, acabamos de desmontar las instalaciones, y con una pena enorme dejamos, lo que para todos ha sido, nuestro hogar.

Sandra, me lo recordaba esta mañana con estas bonitas palabras:

Buenos días !!!!
Aquí estoy yo, el día después, curiosamente echando de menos el ruido de las cremalleras, el despertar y salir al aire limpio y puro, lavarme la cara y los dientes con agua helada y desayunar en la mesa de la tienda de cocina para empezar otro día de campamento, con personas maravillosas a las que adoro. Nadie que no lo haya vivido puede entender la unión que eso genera cuando estás con gente maravillosa. Gracias por estos días de risas, de complicidad, de cortar cientos de barras de pan, de trabajo duro…., este año ha sido muy especial, estoy tremendamente orgullosa de formar parte de este “Refugio”, de este grupo Scout y de compartir tantas cosas.
Ahora solo nos queda descansar y afrontar otro año de trabajo por nuestro Phoenix y preparar el próximo campamento, que será difícil de superar pero lo haremos.

Buena caza y feliz verano.

 

Nuestro criptógrafo de cabecera lo pone difícil

Los Claneros Alicia y Diego explicando el juego del Stratego

 

Parte del Refugio en su escondite secreto (falta Cagmen)

En plena recogida

La locura del desmonte

La cocina sin cocina

Nos llevamos el atrezzo a Galapagar

Preparados para partir

 

¡¡¡GRACIAS BUEIDA!!!

 

1 comentario
  1. Amparo
    Amparo Dice:

    Buenos días, tristemente ya no Bueidos días.
    Mi tercer campamento, y, como siempre, un regreso cargado de nostalgia por la experiencia vivida.
    Ha sido este año un campamento quizá más incómodo que los anteriores… en rampa, con las letrinas situadas en lo alto del Kilimanjaro, con topos, pimientos y pulgas… pero con un entorno (¡ay nuestra montaña!) una alegría y un buen ambiente difíciles de superar.
    Todos los padres os esforzáis por darnos las gracias, pero, aunque suene a lo que toca decir, la gratitud es la que yo siento; hacia vosotros padres por permitirnos disfrutar estos 15 días con vuestros hijos; hacia los Scouters por su trabajo y dedicación, por su cariño y alegría y por su entrega sin límites; y a mis compañeros de ruta, los ya instalados como ” el Refugio”, por hacer de cada día una alegría, por regalarme vuestro buen humor y vuestro trabajo infatigable, y por conseguir que cada año me sienta más unida y feliz con vosotros.
    Gracias a todos y Gracias Bueida!!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario