Día 3 (18 julio) Puentenansa 2019

Buenos días!!

Hoy es el día de salida de Colonia y Manada. Nuestra campa se queda vacía…

Nuestros castores han llegado a Cosío a media mañana, regresando a Puentenansa para comer y llegar al polideportivo donde han pasado la tarde en la piscina.

Y a continuación os enviamos las gacetillas de nuestras reporteras dicharacheras en ruta:

Manada: Salimos de Puentenansa sobre las 11 de la mañana, y empezamos a andar hacia Cades. Hicimos una parada a mitad de camino para almorzar, y llegamos a Cades a la hora de comer. Allí comimos, nos encontramos con tropa, y estuvimos por la tarde con ellos en el río. Nos acostamos pronto para recargar fuerzas.

Tropa: Con calma hoy la tropa, despertándose a la hora habitual, ha emprendido el rumbo hacia Cades, llegando a tiempo para bañarse en el río. Tras un buen chapuzón, han comido unos riquísimos macarrones al camping gas, algunos afortunados han tenido el honor de disfrutarlos a las finas hierbas cadeñenses (gracias a la chef Adriana). Han compartido la tarde con manada, y después de merendar han reemprendido la marcha a Celis, donde han coincidido con otro grupo scout. Mañana toca madrugón, la tropa se acuesta tras un día de sol y río.

Esculta: Hoy subimos por una larga caminata en cuesta desde Cicera hasta el Collado del Arceón y luego bajamos hasta llegar a la piscina de nuestro albergue en Cabañes. La ruta fue bastante dura pero al llegar allí mereció la pena. Aunque tres de nuestros escultas no han podido continuar (Mar Yu, Clau B y Carlos) el resto continuarán con mucha fuerza y muchas ganas ??. Ah! Y hemos cruzado un río!!

Clan: Hemos visto amanecer doloridas por las agujetas, pero nos hemos animado empezando a preparar la actuación de sección durante el trayecto, además de disfrutar de los preciosos paisajes de la gran tierra, que es Cantabria. Divagando sobre la comida que traemos, encontramos una reflexión: comida pesada en la mochila ligera en la tripa.
Durante el camino hemos tenido varios percances: nuestro compañero Al se ha topado con una defecación, hemos aprendido que los animales conviven mejor que los humanos (sobre todo si son Kevin), pasando por el «camino de las arañas» tuvimos que saltar la valla de los «privatistas», nuestra cara de cansancio hace que los pueblerinos sientan lástima por nosotras, regalándonos plátanos y agua. Después de una merecida siesta, terminamos el día con una buena partida de cartas. El «mentiroso» y el «oso» han sido nuestra manera de evadir el cansancio en familia. Nos vamos a la cama con una sopa caliente y por supuesto, con los «gatitos».
Frase del día: El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar (Theophrastus)

Estamos teniendo problemas de cobertura por lo que disculpad la tardanza y la ausencia de fotos. Intentaremos solventarlo.

Buenas noches y buena caza!!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario